miércoles, 29 de diciembre de 2010

Despedires

Se fue el 2010 y este puñado de andares se fue con él. También Juli se fue y cada vez cuesta más secar llanto. Se fueron Mario y Néstor, y decenas de hermanos Pilagá. Y aunque los diarios
dicen que la noticia del año fue el rescate de los mineros, no cuentan que más de 33 murieron silenciosamente, sin tele que los muestre. Tampoco alcanzó la señal para mostrar a los haitianos que se fueron ni la generosidad para que muchos de ellos no se vayan.
Otros vinieron y se ganaron un indeleble lugar en el corazón. De ellos, la mayoría aparecieron imprevistamente, sorpresivamente, mágicamente. En ellos, un Dios sorprendedor me saluda y abraza todos los días.
Termino el 2010 terriblemente alegre y saciado. Tan terrible como contrariado. Sueño un espíritu menos burgués y un discurso que se justifique menos. Sueño cruzar la frontera del saciado y no... acá estoy... otro año más... tercamente, en las seguridades en que nací, olvidando la miseria y el dolor... pero tércamente también, intentando caminar junto al  Amado.
Mientras voy llegando a la terminal que prepara despedida, amontono andares del año y algunos de años anteriores y los publico como "semilibro" para descargar.
Lo titulé "Andares". Los andares que poblaron mi vida serán los tripulantes en el viaje final. Me llevarán donde quieran ir. Ellos saben dónde quiero ir.

jueves, 23 de diciembre de 2010

No alcanza

Se levantan y saben que entregarán su vida a Dios. Quieren estar al servicio y esa certeza indeleble no les deja quieto el corazón. Me escriben. Me lo dicen. Se lo
Escriben ellos mismos en su libreta de secretos. La certeza cobra pinceladas cada vez más claras y definidas. Miran mi vida, miran nuestra vida y no. No se largan a vivir el mismo sueño.
Me quedo pensando si es el miedo y las voces de afuera dicen que los jóvenes no se animan a tomar opciones con radicalidad. Las escucho y desconfío.
¿No se animan o nuestra vida no alcanza?
Me despierto del sueño nocturno y esa frase resuena
-No alcanza, no alcanza, no alcanza.
Para que contagie, como la revolución y la sonrisa, nuestro modo de vivir tiene que cruzar  fronteras, amar más a los más necesitados siendo parte de ellos. Sino no alcanza, no alcanza, no alcanza.

Laten las vidas cuando laten otras

Laten las vidas cuando laten las otras, o cuando laten algunos para dar soplido a las que no laten. Entre latidos ajenos el mío aumenta ritmo de pulsación cuando
siente que otrxs están haciendo lo que yo haría.
-No se puede todo en la vida, dice un amigo.
Y sí. No se puede. Pero siempre, de algún modo, se puede comulgar en los andares y los sueños.
Comulgo con varixs y hoy con un proyecto más. Era 1971 y Eduardo Galeano escribía
"Las venas abiertas de América Latina". Aires de revolución y renovación querían acariciar América en ese tiempo. Querían y no podían. Galeano
ponía nombre y rostro a lo que muchos no lograban conjugar para que quede expresado. De pura casualidad, ya ni se cómo, doy con un nuevo proyecto
"Las venas siguen abiertas: un viaje al corazón de nuestra tierra" Miro el blog y los pies se mueven, como ya yéndose: ¿hay lugar para uno más? ¿y si fuéramos diez?
¿Y si además se sumara Juli, mientras vuelve del viaje? Le escribo a Victoria y a Martín. Me encuentro con ellos en plena calle, como quien anda de paso.
Así andamos, ellos y yo, de paso por Córdoba, sin saber qué nuevo paso será pisado en el futuro.  Tienen una gran sonrisa y un corazón nómade.
No sé si me dijeron que de alguna manera me llevan o si yo imaginé que me dijeron eso. Pero sé que me llevan. Lo que sí dijeron fue:
-Y es desde esa trinchera que nace este sueñito. Las Venas Siguen Abiertas es un proyecto de registro fotográfico y fílmico de la realidad latinoamericana y de las diferentes resistencias populares, que intenta aportar a la construcción de nuevas subjetividades. Una mirada profunda, reflexiva y esperanzadora sobre nosotros, sobre nuestro tiempo; un espejo donde poder mirarnos y re-pensarnos.
¿Es posible hablar de una Identidad Latinoamericana? Y si existe ¿puede ser retratada? ¿Cómo se configura el sujeto latinoamericano? ¿en qué se funda esa idea? ¿Qué somos? ¿Pueden Las Venas Abiertas de América Latina ser traducidas a imágenes? ¿Pueden esas imágenes ser una herramienta que aporte a la transformación social?
Con muchos más interrogantes que certezas salimos a la calle, a caminar, a encontrarnos con las miles y miles de almas rebeldes. A compartir los soles. A tejer redes y construir puentes. Convencidos de que hay mucho camino por andar todavía y mucho mundo por soñar en este intento constante de construcción de Nuestra América Latina"
Viajan el 29 de diciembre. Viajamos el 29, colgaditos de sus sueños y sus pasiones. Espero no desprenderme de esas pequeñas ataduras y espero no olvidar
que este nómade corazón reclama ser obedecido.

jueves, 16 de diciembre de 2010

El botón para no pensar

Tiago quiere pero no puede. Busca y rebusca. Revuelve canastos, corre cajas, abre puertas y no. No encuentra Tiago el botón para no pensar sin ver qué ideología está detrás.
-No pido un día... pido sólo unas horas, me dijo días atrás.
Pero no. No puede. Y dice que cada vez que intenta siente el peso de los que mueren sin que Dios lo quiera. Y dice, sigue diciendo, que el corazón que huía a la quietud fue detenido y recreado: piensa y piensa en minirevoluciones de amor. Piensa y piensa que es mejor no encontrar el botón. Y sin embargo, se cansa. La vida no le da respiro.

martes, 14 de diciembre de 2010

El canto con el que te bienveniré

Sorprende un adviento de esperas y nacimientos y llega un mensaje de texto de tu papá:
-Hoy escuchamos su corazón. Todo perfecto.
Él es ingeniero y le da menos vuelta a las palabras. Los que amamos las palabras andantes habríamos contado lo mismo pero con más color. Pero lo importante fue dicho ¡falta menos!
Queridx sobrinx:
El adviento de este año está teñido de tu gestación mientras te preparás para asomarte.
Pensé mucho en vos y en ese escuchado corazón que ya late. ¡Latirá tanto tiempo! Latirá frente a las injusticias y el odio entre los pueblos lo pondrán nervioso y "tristón". ¡No dejes que se rinda! Pero fuerte también latirá ante un amor, o el recuerdo de un amor, ante una pasión y un paisaje... y al contemplar otras vidas que nacen, sintiéndote pariente del germinar.
Y latirá suave, como brisa paciente, en la cotidianeidad del andar, en la palabra simple y el amor sencillo, en el cultivar de un cariño dado y de una mano tendida.
Falta mucho para vernos y mucho más para conocernos. Falta más todavía para que leas esto.
Mi corazón, que también late aunque más mañosamente, hace días viene ensayando un canto. Ese canto con el que te bienveniré.

domingo, 12 de diciembre de 2010

También nosotros decimos no

Me peleo. Me reencuentro. Me freno y me acelero a la vez. Dudo de lo que todos dicen y de lugares comunes como "seguro que detrás de esto está el gobierno tratando de sacar partida" o "los políticos son todos ladrones". Cíclicamente cuando el nudo no está en la garganta está en el estómago. Siempre que hablamos de política en la mesa, en las mateadas y en las redes sociales termino en la trinchera del disenso junto a pocos, dando respuestas con las armas de la palabra, que tras la lucha reverdecen.
Hoy terminamos hablando de dibujos animados y de series televisivas de la infancia. Pienso cuántas de ellas nunca más volvería a ver. Su trasfondo sociopolítico que enseña el egoísmo, la acumulación de dinero y un EE.UU. que como guardián del mundo destruye al socialista y a todo lo que suene a reforma agraria, distribución de las riquezas y espíritu de comunidad me prohiben verlos.
Cuando digo eso alguien me dice:
-Hemos perdido la inocencia.
¿La habremos perdido cuando al odio dijimos "no"? Y si la estamos perdiendo, ¿será tal vez para que la ganen otros pequeños del futuro mundo?

jueves, 9 de diciembre de 2010

Lagrimear de un orgulloso

Soy terriblemente orgulloso y me da bronca serlo. Escucho los discursos y sermones y no contengo las neuronas pensando en las contradicciones de los decires. Escucho las palabras y entretanto pienso respuestas posibles para desarmar lo dicho. No logro hacer que las palabras corran en paz como inofensivos niños que juegan en la plaza. Ellas me bombardean y las contradigo. Otras veces me siembran y las riego.
La falta de respuesta a as escuchadas punzantes palabras inquisidoras será mi condena: ¡No dijimos nada!
Y la palabra atendida, esa que como el pájaro que goza picotea bebiendo en el lago de la vida y sigue sobrevolando, será mi esperanza, mi pasión y mi canto.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Colores de un verano poblado de migraciones

Diciembre se asoma saludando primaveras ya andantes y colores de un verano poblado de migraciones.
El jazmín tiene ya 73 flores y está en el mismo lugar donde fue plantado. En el mismo lugar seguimos, con corazón siempre misionero, cantando y pedaleando: "¡esperar también es transformar un sueño en realidad!"
Inmigrantes que tocan suelo cordobés y emigrantes que lo saludan, giran como moscas en mi corazón. Amores-andares vienen y van. La herida del viaje de Ana, Larry, Seipit, Ale, Fede, Matías, Eduardo y Horacio cicatriza en las plataformas de la terminal cuando arriban Andrés, Rocío, Paulina y José.
-El corazón se las ingenia y abraza, dice Clara, que de extrañanzas sabe tanto como jazmín a la flor en el crudo invierno.
A los viajeros les preparo "una ofrenda para que vuelvan", como dice Pedro Guerra. Entretanto los abrazo en andares, luchas ideológicas, en rezos y en los cariños no tan bien expresados.
Y a los que quedan, a los que llegan, les grito como gritaba Juli: ¡Juntémonos!

viernes, 3 de diciembre de 2010

De moras y grosellas

-El que me encanta es el Ser de moras y grosellas, dije un día a Santi sin imaginar consecuencias.
Santi escuchó y registró. Registró y compró. Cuando me ve muy cansado Santi compra y regala. Lo pruebo y no lo dudo:
¡Está más rico! ¡Está más rico!
Y aunque yo lo compre mil veces nunca alcanza el sabor del regalo, el olor al pequeño gesto y el cálido abrazo allí escondido de un "te quiero"

miércoles, 1 de diciembre de 2010

No muere quien en la memoria guarda

Cuando Meli me trajo de Francia un libro de fotos, varias me enamoraron de la vida pero a la vez me hicieron abrir ojos al sufrimiento. La imagen de esta mujer rwandesa fue de las más impresionantes y hoy es parte de uno de mis cuadros de la oficina. Vieja y cansada estaba ella de la vida y el andar, que la había golpeado de un rincón a otro. De repente se acerca a Reza, el fotógrafo iraní, con este marco lleno de imágenes. Le dice que es "la imagen de su vida, la de los últimos días de su felicidad" Ella era portadora de VIH y se iba apagando. Mientras le cuenta que su marido, contagiado de VIH, iba muriendo sin recordar siquiera a ella, señala que eligió estas imágenes para cuando pierda la memoria. Recordar a esas personas, tan preciosas como lo fueron, la mantendría viva.
No muere quien en la memoria guarda, tercamente, prolijamente, los amores que en el camino se enlazaron. No muere quien muere.

martes, 30 de noviembre de 2010

¿Qué fue del lápiz de la revolución?

Se esparcía sobre nuestro corazón un furioso deseo de luchar por una causa justa que no logro recordar. En colectvo de línea viajábamos los soñadores de la causa porque en colectivo de línea viaja la gente común ¿Viaja la gente común? En el sueño me quedaba pensando también eso, y recordaba cuando una profesora decía “hay chicos que no conocen el centro de la ciudad. Nunca salieron del barrio”
Pero en colectivo viajábamos igual. Íbamos por una causa justa y en el futuro ellos conocerían el centro. Sólo teníamos que ser muchos quienes pensemos revolucionariamente.
En el sueño éramos poquitos pero varios de “esos locos bajitos” que son capaces de multiplicar contagiando.
Llegamos y llegó con nosotros un contenedor con armas y alimento. No me gustó que en el sueño haya habido armas, pero uno no regula lo que sueña. Igual... era una revolución. Sé que no era nuestra intención usar las armas. Estaban ahí por las dudas. Igual... tampoco me gusta que hayan estado por las dudas.
Las provisiones, en cambio, sí. Nos harían falta porque la lucha por cambiar el estado opresor de muchas personas no sería fácil ni corta.
El alojamiento era en casa de mi abuelo. Ahí pusimos el contenedor y comenzamos a planear. Pero la municipalidad no vio por qué tenía que haber un contenedor ahí y mandó la grúa, que lo enganchó y se lo llevó sin saludar ni preguntar.
Yo miraba de lejos y la punta del lápiz con que planeabamos cambiar el estado de las cosas se quebró. Justo comenzó a sonar la canción de Serrano “todo lo que se soñaba se pudrió en los rincones, se llenó de telarañas”
Nos miramos con los locos bajitos sin entender mucho. Nos abrazamos sin saber cómo continuar. Nos lloramos sin saber cómo hacer para no dejar de soñar.
Desperté con ojos tristones. ¡Qué sueño raro!

Ellxs parecen más libres

Tras años de pelo bien corto me dejé crecer los rulos sin saber hasta cuando. La falta de costumbre me amaga a menudo por el calor y por cierto dejo de prolijidad vendido por una historia escolar de “que no toque el cuello de la camisa”
Mientras va creciendo recuerdo mucho la historia de ese que, en tiempos de terroristas norteamericanos discrursos antiterroristas ofrecidos a la carta a todo el mundo, comenzó a dejarse un estilo “musulmán” de esos que se ven en CNN y entretanto iba anotando lo que la gente decía. Hasta entonces nadie lo había visto como “peligroso”, pero su nuevo corte y estilo le hizo escuchar sobre sí “terrorista” “musulmán” y “¿documento señor?”, entre otros.
Yo no fui tan cuidadoso en anotar, pero ciertos rincones dicen todo el tiempo:
-Un desastre en la cabeza.
-Improlijo.
-Sólo te falta el porro
-Uh. Armate las rastas y armate uno.
Pero PelaDo, amigo de Clara y al parecer tan libre como ella, que no es pelado, tiene rastas, anda en bici y alpargatas dice:
-¿Vos sos Pali? ¡Qué buena onda ese peinado!
-¿Peinado?
-Bueno. Esos rulos en tu cabeza.
Reimos juntos al conocernos. Mi sonrisa, mi alegría, le dice al corazón: hay peinados, hay estilos de vestirse y modos de tratarse que te dialogan con algunxs chicxs que el “corte prolijo” olvida y excluye. ¡Ellxs parecen más libres!

domingo, 28 de noviembre de 2010

¿Quién trajo jazmines?

Mi sangre tiene trocitos de jazmines que se fueron metiendo sin pedir mucho permiso. Voy en la bici por calle Laprida y el aroma me invade. Visito a Clara y me regala perfume de jazmín para la oficina. Santi trae te de jazmín desde Buenos Aires para el estudio nocturno. Entro a casa de mi familia y me recibe un jazmín florecido. Llego a Mendoza y de jazmín son los arreglos florales. Y cuando suena Teresa ella canta jazmines insistiendo.
-Es mi olor preferido, había dicho Juli antes de partir.
No se fue quien en los aromas se queda. No se va quien en la sangre se mezcla.

jueves, 25 de noviembre de 2010

¡Qué lejos!

(24 de noviembre)

Me cuesta dormirme hoy. Hurgo en los por qué, si fue un día más que indo de acomodo, día de cierre de un ciclo, día de dar lugar a otro. Se asoman dos motivos:
Pasé horas y horas acomodando, clasificando, ordenando, tirando... ¡y todavía no termino! Tengo muchas cosas. ¿Por qué? ¿En qué momento me apegué tanto a las coas? ¡Qué lejos está el Dios de la interperie-Belén!
La segunda tiene que ver con un timbre que sonó.
-¿Está NN?
-No. Se fue al cine.
-¿Y NN2?
-Tampoco. Fue con NN
-Ah. Quería pedirle algo para comer y agua.
La distancia entre hambre y cine irriga por horas mi corazón.
Les preparo, les llevo y me voy diciendo:
-Estoy arreglando unas cosas. Dejen ahí las cosas y después las busco.
Me voy al taller donde estaba sin quedarme un rato con ellos ¡Qué lejos estoy de un Dios buen samaritano!

Nacimiento de "pasión de decir"

Clara crece subrayando pasiones. Con línea suave subraya la pasión de decir, para no hacer daño a nadie.
Con línea apretada y lápiz oscuro la pasión de denunciar, que merece fuerza y claridad, porque no aguanta la injusticia y la incoherencia.
Con línea de color la pasión de fotografiar, agradeciendo los arcoiris del andar.
Y con línea dobre, la pasión de compartir, que sabe siempre de al menos dos, para que valga la pena.
-Está de moda la palabra "compartir" -me dice con incredulidad un conocido.
Me quedo rezando: ¡ojalá nunca se nos pase!
(Así nació pasiondedecir.wordpress.com)

martes, 23 de noviembre de 2010

Desolado

Santi no ve la luz aunque se asoma cada día.
-Remo y remo todos los días contra corriente, tratando de que la angustia no me lleve río abajo.
Le digo un eco de la canción de Drexler: "creo que he visto una luz al otro lado del río... rema... rema..." y aunque intenta creerme porque sabe quererme, no le sale.
Me quedo sin palabras. Las busco y no las encuentro. las llamo y no me atienden. Las mezclo y no me alcanzan.
Te confío su vida Señor. Santi ha dejado de creer que en el silencio y la espera crecen las cosas más lindas y enamorantes. Dale paz.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Pelotitas de desodorante para jugar

Guada había bajado de su auto minutos antes. Mamá Guada también, para acompañarla en este día tan importante. Papá Guada fue a estacionar el auto. El auto de Guada, una niña de 9 años costaba lo que podría conseguir en ochenta años un niño haitiano de la edad de Guada, por coser pelotas de beisbol, aunque la edad promedio en Haití no equivale siquiera a la mitad. El vestido de puro blanco no era tan caro... cinco meses de sueldo del mismo niño.
Faltaban unos minutos para las primeras comuniones y a Guada le gusta jugar, como jugar le gusta a Santiago y a Andrés. Santiago se acercó a donde había muchos niños jugando, pero ellos no tenían disfraz de primera comunión.
-Señor, -me dijo. ¿Tendrá una pelotita de metegol?
Busco y busco pero no.
-No tengo, pero tengo una bolita de desodorante. Nosotros la usamos para eso. Fijate si te sirve.
La recibió y sonrió. Sonrió y corrió. Sonrió Andrés cuando Santi corrió.
Al minuto se acercó Guada con sonrisa e ilusión de jugar. Guada miraba. Yo miraba. Y ambos escuchamos un grito de mamá Guada que venía corriendo rumbo al metegol.
-Te llegás a manchar de grasa y te mato. Te juro que te mato.
Del brazo se la llevó. Guada nunca entendió por qué Dios se habría de enojar si su vestido llegaba a la comunión manchado de "color juego" y sonrisa de niña.
Cuando Guada sea mamá ¿repetirá la historia con hija Guada u odiará a Dios a tal punto que hija Guada no pueda hacer la comunión? ¿Estará muy enojado Dios hoy con mamá Guada, tanto como yo?
-En el cielo de ese Jesús de la comunión, ¿habrá pelotitas de desodorante para los que queremos jugar?

domingo, 21 de noviembre de 2010

Certezas

La jodía la vida sin avisar demasiado a fecha. Clara se levantaba y a la carga salía la jodida vida con otro dolor. Ella había parido la muerte, el abandono, la falta de trabajo y una enumerada libreta de dolores sellada con su piel, que hacían temblar su frágil vida.
Cuando me contó de lo último enseguida dije:
-La puta ¡otra cosa más! ¿Por qué no me pasa algo a mi en vez de a mis amigos?
Y sin dejarme continuar Clara dijo:
-No, amigo. Me siento en enorme paz. Pasamos muchas cosas ya. Y ese Dios que siempre estuvo nunca nos abandonará.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Dos de llanto, tres de alegría y cuatro de magia

Clara escribió nuevamente, dos cucharas de llanto, tres de alegría y cuatro de un polvo del que no recuerda su nombre pero que sabe que es mágico.
Las del llanto lloran la niña que se v a yendo, aferrada a la institución eclesial porque le dijeron que allí, sólo allí, estaba Dios. Clara lo encontró muchas veces allí, y no reniega de su pasado.
Pero su pasado es visitado hoy por las tres de alegría. Cada cuchara le cuenta que Dios está donde la lucha por el amor al ser humano se hace relato y piel. Seca el llanto esa certeza de un "Dios calle-Belén", atento a curar heridas no desde afuera, desde lejos, sino desde un suelo pisado junto a nosotros, de una tierra andada desde nosootrs.
Y las cuatro que completan receta contagian las "llanto" y las "alegría": la Magia de la vida nos sostiene en la duda, nos sonríe en la alegría y nos anuncia, susurrando, que "el sol siempre saldrá mientras a alguien le queden ganas de amar"

martes, 16 de noviembre de 2010

Alzando la mirada... juego...

Ando rengo de publicar y de leer las publicaciones de los ciberhermanos del andar. La falta de web en la casa me tiene sólo visitando la cancha de ese partido que suelo jugar, donde nadie le gana al otro porque no pierde quien comparte.
Y ahí me tiene, por estos días la vida, cual jugador lesionado pegado a la línea sin poder entrar.
Mueve el jugador lesionado la pierna y el cuerpo, calculando el movimiento que habría hecho si estuviera allí... pero no... en la línea sigue, alzando la mirada al cielo: "que todos tengan un buen juego" En la línea sigo... alzando la mirada... juego...

Los desperdigados del andar

Ánika sufre la lejanía de sus amigos y de sus amigas. Ellos y ellas están desperdigados por todo el mundo y no hay siquiera una posibilidad de reunirlos a todos un mismo día.
Ánika sufre pero no se entristece. ¡Está llamada a desperdigarse, a ser como ellos y a mirar, noche a noche, esa luna que los une, abraza y acaricia.
Algunos días, los que están menos lejos planean con Ánika secuestrarse mutuamente e ir a la casa del que más lejos está.
La idea se les ocurre a menudo, noche a noche, para imitar a esa luna. Cada tanto les sale.

domingo, 7 de noviembre de 2010

se asoma, saluda, susurra, se va

Hasta el 2009 viví el día de los difuntos como algo prácticamente ajeno o de manera compasiva hacia quienes habían perdido un familiar o un amigo.


Juli no dejó de dar vueltas como un fantasma en mi corazón durante el día. La gran amiga siempre separada por los kilómetros pero siempre presente en los amares se asoma, aparece, saluda, susurra, se va... se asoma, aparece, saluda, susurra, se va... se asoma, aparece... y cuando no... me asomo, aparezco, la saludo, susurro... y no se va.

Descansa sólo en el Amado, vida mía


(2 de noviembre)

Vengo llegando a ejercicios espirituales. La ruptura con mi habitual corte del ritmo de vida diario a mitad del año hace que venga tan cansado.
Esperé con mucha ansia estos días, para ordenar sentires, amares y rezares. Serán seguramente días para releer el gran cariño de Diso en mi vida y en la historia de muchos que abrazan la mía. Tras los pasos que fui dando antes de salir me preguntan cómo voy a hacer tanto tiempo sin conexión. Estar tanto tiempo conectado-disponible, ha sido simultáneamente mi alegría y mi cansancio. Responder a todos, responder todo, no negar la palabra a nadie.
Hoy no me cuesta esta pausa y añoro esta desconexión semanal. Sólo con Dios quiero estar conectado. Descansa sólo en el Amado, vida mía. Él será la palabra que no sabés decir tantas veces, Él será la respuesta a tu búsqueda cotidiana.

lunes, 1 de noviembre de 2010

Ayni sopla dos velitas

Cuando en 2008 papá, mamá y mis hermanos me decían que querían regalarme una notebook recuerdo haberlos mirado con cara de "no es un formato para bicicleta" Poco antes había estado en Buenos Aires donde me enteré que existían unas mininotebook pequeñas y livianas.
Aunque no quería que me regalaran nada, todo estaba más o menos resulto. Entonces dije:
-Son muy grandes. Capaz sea mejor una de esas chiquititas, llamadas netbooks.
Al momento ellos y casi ninguno conocía alguna en Córdoba.
Esta chiquita, esta pequeña, hoy cumple dos. Y aunque no la considero mi hija, sí diría que es el parto de una opción: un gran deseo y un minúsculo llamado a estar día a día con los jóvenes en el patio poblado de bits y de ciberandares.
La bauticé Ayni, en voz Quechua, esa promesa de colaboración mutua entre los pueblos. Pienso que a veces la maltrato demasiado, la saturo, la canso. Y siento cómo el ventilador no para de girar tratando de donarse un poquito más, evangelizando el sexto continente.
No sé cuanto le queda, aunque muchas veces se asoma un paro cardíaco. No sé cuanto te queda, querida amiga, pero sé (porque me lo dijo el Amado) que por medio de vos los jóvenes me llenan de ganas de vivir.
¡Feliz cumple! ¡Pedí tus deseos... podés soplar!

viernes, 29 de octubre de 2010

Queridx lector/a de ayer

Sabrás que no me gustó mucho que escribas como anónimo. Un bloguero disfruta que le comenten, a favor, en contra o como sea. Pero los anónimos quitan la interacción, que es lo más humano que tenemos los humanos... esta posiblidad de comunicarnos los unos con los otros.
Debajo, como comentario puse ese disgusto, aunque no se si lo viste. Tampoco se si verás esto, pero como públicamente expresé ayer mi descontento, hoy expreso mi estado anímico.
Debo decirte que ayer no fue un buen día. La presión de la facultad me tiene a sinsabores. Sin embargo, tu ironía me dejó pensando.
Sí. Tal vez, como decís, sea que ambos leemos el mismo librito traducido en muchos idiomas (Imagino que no te referías a Harry Potter, porque ni una página leí) Por mi corazón, en referencia a lo que decís del librito, dio vueltas todo el día ¿A qué Jesús sigo? ¿Al que denuncia injusticias o al que calla en la cruz? Todo el día anduve pendularmente buscando ahí o allá la respuesta.
Querido anónimo: no se tu nombre... serás Andrés, Ruperto, Cecilia, Valentina... serás uno de mis mejores amigos o alguien que nunca vi... no lo se.
Sólo quería decirte que mi corazón no encuentra respuesta... a veces dice "el de la cruz" y otras dice "no habría Jesús de la cruz si no fuera por el Jesús que denuncia y confronta"

¡Dame Señor luz! ¡Juli amiga... dame luz!

jueves, 28 de octubre de 2010

A paso lento... despidiendo la facultad

Nunca pensé que iba a llegar tan desganado al final de mi facultad. Al entusiasmo inicial del 2007 donde estaba siempre atento y estudiaba en cuanto rincón libre tenía, se contrapone el desgano de un tercer año caracterizado por un sinnúmero de trabajos prácticos de entrega cotidiana improvisados y mal planteados.
La producción a las apuradas, sin tiempo y posibilidades para la investigación no ha hecho otra cosa que hacerme pensar sobre dos ideas:
  1. Que muchos profes, además de trabajar desarticuladamente con los demás, utilizan los sistemas de evaluación a tiempo real porque no tienen claridad en lo que quieren dar. La evaluación constante y perseguidora, a mi parecer, es uno de los más eficientes sistemas de opresión de conciencias.
  2. Que lo único que se logra es repetir un sistema de publicación sin profundidad de análisis.
Cada vez me siento más "ansioso de comunicación", la quiero, la amo y en ella abrazo la vida salesiana ¡cada vez más! Y cada vez me siento más frustradopor estar en un espacio formal de educación.
Por los profes que sí valen la pena... a paso lento...avanzo como puedo.

¡Será largo este mes!

jueves, 21 de octubre de 2010

¿Qué sueñan los duendes?

Hay madrugadas en las que me asomo con una impronunciable alegría que puebla los rincones del andar.
Y días en que las poleas de corazón hacen enorme esfuerzo por sacarme de la cama y los dubitativos pasos tocan suelo con prudencia de temerario.
¿Qué sueñan los duendes del corazón para bienvenirme tan ciclotímicamente a la mañana? ¿Qué sueñan?

lunes, 18 de octubre de 2010

"Veisme aquí mi dulce amor, amor dulce, veisme aquí"

Hace un par de días quería sentarme a escribir pero el silencio no llegaba. Y al rincón quedaba Dios, o al rincón quedaba yo... sin saber si ese que tenía abandonada la escritura estaba siendo vida o sobreviviendo para no dar tregua a la muerte. No sabía porque no sabía de silencio.
Pero el festejo de Teresa de Ávila me reavivó a retomar una oración que por años recé, especialmente cuando era posnovicio y estudiaba filosofía sin encontrar mucho sentido ni mucha paz.
Un día me enconré con esas palabras y quedé contemplándolas durante meses, en el deseo de atender a los caminos de Dios dentro del estudio de la filosofía. Y estos días volví, releyéndola, abrazándola y uniéndola a ese tan humanodivino Evangelio de hoy, ese, donde una viejita insistente, hartante y perseguidora se ocupa de ser escuchada, aunque más no sea, para que deje de molestar.
Con el corazón cantando, y con la hermana duda que me alienta y me renueva, siento cada vez más ganas de ser salesiano, de ser consagrado, de ser misionero y de ser hermano. Con esas ganas hechas ofrenda me asomo al Amado... Él, por insistencia o para que no lo harte me mostrará el camino del Amor... y por la misma causa... conducirá por verdes praderas a todos aquellos, a todas aquellas amigohermanxs del andar por quienes le insisto diariamente.
"Veisme aquí mi dulce amor,
amor dulce, veisme aquí,
qué mandais hacer de mi?
Veis aquí mi corazón.
(Sta. Teresa)

miércoles, 6 de octubre de 2010

Una biopsia de mí, en Ghana

Hoy llamó mi amigahermana Pingüi desde Ghana. Muchas veces intenta hablar y no consigue... no podemos hacer coincidir usos horarios con ausencia de clases, reuniones y demás. Pero tras una semana sin internet el corazón comunicador empieza a engriparse y si no hay compartires con los hermanos que habitan la lejanía termina cayendo en cama.
Tal vez providencialmente, para que este corazón no llegue a enfermarse, Pingüi llamó. Hablamos cerca de dos horas con tanta certeza de la presencia cercana como las siempre repetidas mateadas iniciadas en 1999. Tan del corazón y desde la simpleza hablamos que de momentos dudaba si estabamos mateando o no, sentados en el parque de casa.

Entre compartires, Pingüi me contaba de la enfermedad de Abraham diciéndome que es un encanto de la vida, pero que muere lentamente sin que nadie sepa cómo el milagro lo puede sanar. Abraham es poco menor que ella y que yo, pero ya los amigos al despedirlo no saben si volverán a verlo. Sin conocerlo lo adopté como hermano-biopsia de mí en Ghana. Pensé mucho durante la tarde en él. Su vida feliz que se apaga pero se expande de algún modo en otros, y tantos regalos de Dios en la vida mia marcan pisada cada día con una certeza mayor: ¡Qué feliz me hacés Dios! ¡No olvides que mi corazón misionero es como el de la mujer del Evangelio... de tanto insistir, el Señor escuchó su plegaria!
¡Donde quieras, como quieras, cuando quieras... aquí estoy!

lunes, 4 de octubre de 2010

¿Quién tiene la llave para ir al patio sembrado de bits?

La llave del patio no está y no aparece. El que la tiene es tan potente y soberbio que la tiene pero no se preocupa en que aparezca. Pone gente para simular estar escuchando el reclamo pero quienes escuchan nada pueden hacer. Los que pueden, en cambio, no escuchan. Mi vida sin esa llave pende entre el enojo y la ausencia. Me pregunto por qué; habría de enojarme cuando internet se ausenta y me acuerdo enseguida de un viejito cura que no podía bajar al patio a jugar con los chicos y las chicas por su enfermedad. Enojándome me tiene la ausencia de este patio en bits donde las tecnologías del encuentro nos llevan al otro y nos comulgan en Dios. No está sólo allí Dios y tengo la certeza de su presencia en muchos otros lugares. Y, sin embargo, este patio en el que el corazón se va dilatando, me tiene extrañando a muchos hermanos del andar y testigos del amor. ¿Quién se llevó la llave para salir a jugar, rezar, matear y soñar con los jóvenes?

lunes, 27 de septiembre de 2010

¡Muéstrales!

El Amado de momentos me desconcierta tanto como cuanto me sorprende. En el cotidiano encuentro con jóvenes, las ganas que ellos tienen de entregarse plenamente a su Voluntad generan en mi enorme admiración.
¡Desearía tener y haber tenido tantas ganas de amar como la de ellos! ¡Quisiera tener un poquito de su ternura y su pasión por el Amor!
Y, sin embargo, a veces las enormes ganas no encuentran los caminos para la entrega. Dicen que sólo entregarse quieren... y lo sé.
Pero el Amado no se muestra del todo y ahí los tiene... sin saber qué pasos dar. Y ahí me tiene, sin saber cómo acompañar.

El cálido abrazo intenta engañar

Aunque las palabras al Amado no puedan ser descriptas, los andares del Amado siguen viniendo a mi entre luces y herencias. Luz que brota de quienes sólo deseos de amar tienen... herencia que crece como hija de un interminable abrazo que florece.
Luces y herencias tan lindas a veces me acurrucan para asegurarme interiormente sin dejarlas ir. Es tan cálido el abrazo del que ya está que engaña el miedo de su ausencia. Pero miedo pronunciado se vuelve el primer paso para no tener frío.
A veces ese miedo desdibuja el deseo de misión y hace mirar atrás para esquivar el paisaje del salto al vacío. Cuando Clara escuchó de ese miedo puso su mano en mi boca y la tapó: "No te asustes si tus pasos toman nuevos caminos. Estés donde estés la Luz hará que nos sigamos viendo. La luz y la luna no tienen chance de desaparecer. Allí nos encontramos"
Y Teresa, la viejita de Calcuta, cruza sus dedos entre los míos y recuerda que Jesús le dijo "¿te negarás a hacer esto por mi?

domingo, 26 de septiembre de 2010

Palabras al Amado

Muevo una letra de acá hacia allá, y a la que estaba la paso un poco más adelante.
Mezclo las letras y las tiro como dados, en la ilusión de obtener lo mejor.
Tiro de nuevo, mezclo de nuevo, .
Busco palabras, compro palabras, reordeno palabras y hasta las envuelvo para conseguir la sorpresa.
Pero no. Por más vueltas e intentos no encuentro un atado de letras y palabras que amarren los sentires. Ni un beso apasionado a esas amontonadas letras alcanza. ¡Me hacés tan feliz!

jueves, 16 de septiembre de 2010

"Yo soy de donde hay un río" (Silvio Rodriguez)

Desde que regresé de Capilla del Monte en bicicleta esa frase de Silvio me tiene pensando y se pasea por el corazón con melodía de trova. La bici seguía girando y girando, lento a veces como lentos crecen los pastizales en montaña árida, rápido, otras, cuando la bajada invitaba a volar.
Los senderos cambiaban y lo que estaba cubierto de espinillo y roca de repente desaparecía y se asomaba una llanura. En todos, sin embargo, era visitado por la misma idea: si había una casa es que pronto había un río. Si había un río, lo que pronto iba a llegar era la casa, o algunos animales que lo disfrutaban. Río que es vida, río que es promesa para que quienes se acerquen tengan vida, río culpable de la flor naciente, río lugar para quedarse contemplando -mate en mano, río que es paz y revolución, río que es Dios.
¡De donde hay un río soy... y cuánto gozo!

jueves, 9 de septiembre de 2010

Mientras canten cuando se junten... no olviden

5 de septiembre
 
Tras la muerte de Juli miro la vida dudando del segundo siguiente, aunque sin pensar mucho en esa duda. No me aflije el viaje sin retorno, ese nuevo probable que siempre estuvo pero no se había asomado.
Mientras salía hacia Capilla del Monte saludé a Gabriel dándole todas mis contraseñas de Ayni, dejé un abrazo en el pizarrón a los chicos y un “donde se esconde el sol” en mis espacios de internet.
No quiero irme de este mundo que instante tras instante me sonríe y abraza. Y sin embargo, tengo la mochila lista para el día que se anuncie vuelo. He sido tan feliz que nada puedo seguir pidiendo.
Mientras canten cuando se junten el día del viaje no olviden las de Silvio, las de Teresa, las de Pedro y de Filio, algunas de Baglieto, de la negra querida, de Ismael y por qué no “Si me voy antes que vos” de Arbolito.
Mientras canten, mientras rían, que no falten la bici, la compu, los mates, los libros de Galeano y de la viejita de Calcuta. Sentaditos al lado suyo, acostaditos al lado mio... “dejen la vida volar”

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Pide a gritos que la imite

5 de septiembre

Ella, la voz del corazón que sabe de mi más que yo, también se viste porque no hay voz sin cuerpo, como no hay vida sin canto. Hoy estuve viendo la ropa que el que rodea la voz del corazón quisiera comprarle. A su pelo largo y enrulado, a su rostro poco producido y a su flaco y vegetariano cuerpo, el que rodea la voz del corazón le compró unos pantalones anchos de colores pasteles y una camisa con mangas al codo pero anchas. Descalza camina la voz del corazón y cuenta que así está bien, que cuando está descalza el suelo se confunde con el cielo, el cielo con el sol, el sol con el jazmín, el jazmín con el río y el río con el suelo.
Descalzo y con esa ropa andaría el que rodea la voz del corazón. Ella le pide a gritos que la imite... pero a veces él no se siente libre ante las voces que rodean al que rodea la voz del corazón.

La tierra donde nací

4 de septiembre

Capilla del Monte teje en mi la trama más linda de los amores que le tengo a los paisajes. Las voces vecinas dirán con certeza que exagero asegurando que no es muy distinta a los otros pueblos vecinos y que dista años luz del interminable mar en Galápagos y de los imponentes Alpes Suizos.
Ella piensa que no. Dice que todo es mentira, y que hasta es mentira lo que le contaron sus padres. Ellos, que se equivocan como las voces vecinas, cuentan que nací en Córdoba.
Ella insiste e insiste. Tercamente insiste: En Capilla del Monte naciste. Hoy la tierra te ofrece su mejor canto, para que vuelvas.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Mis dos primeros bautismos

Le ponen nombre a quien nace y hacen que unas pocas letras amontonadas lo acompañen más allá de su último viaje, pasos delante de ese adiós interminable y doloroso.
Ellas, en cambio, no se nombran pero esperan: un abrazo, una mirada, un bautismo de quien las ama. Las cosas esperan, sentaditas, un nombre que quizá ni sepan leer.
Mis dos primeros bautismos fueron Ayni y Anisacate.
Ayni se llama mi pequeña compu con quien paso horas de la vida trabajando, estudiando, compartiendo, visitando y rezando. En voz Quechua Ayni es una promesa de colaboración mutua. Cuando un pueblo sufre una catástrofe o necesita construir, los pueblos vecinos le preparan alimento y los ayudan.
Anisacate, en cambio, mi bici. "Puerta del cielo", quiere decir para los Comechingones, habitantes de las sierras cordobesas. Al cielo me lleva, mi bici, cuando vamos donde vos habitás... y con el cielo comulga, sonríe y besa, cuando a las sierras de los nativos la llevo.

viernes, 27 de agosto de 2010

Abuela Elsa

De mis dos abuelas sólo conocía a una. Nacha, mi abuela paterna falleció cuando papá tenía dieciseis años, ocho años antes de que yo naciera.
Elsa nació el 5 de julio de 1925 en Buenos Aires. No sé mucho de su infancia pero sé que estuvo muy enferma (tal vez haya sido tuberculosis) y que ese motivo la trajo a las sierras cordobesas, donde la gente con problemas respiratorios venía a recibir buen aire.
Todo parece indicar que ahí conoció a mi abuelo, nacido en Capilla del Monte. No sé cómo se conocieron.
Elsa murió en 1993 cuando yo tenía 13 años. Ella nos recibía siempre en su casa cuando íbamos a vacacionar o a visitarlos por los fines de semana. Siempre estaba atenta a muchos detalles y cuidaba mucho de nosotros.
Recuerdo que a los 12 años nos llevaba a Buenos Aires para que conozcamos la ciudad. Sólo llegamos a ir mi hermana y yo. Recuerdo también que yo me asomaba siempre para ver cuánto le faltaba a la novela que veía. Sabía que al finalizar terminaba con una canción que tengo muy grabada. Ahí nomás salíamos hacia calle techada a ver al abuelo al negocio.
Elsa falleció horas antes del día de San Agustín. Para ese día siempre me compraba una revista de autos, que tanto me gustaban. Por algunos años mamá cubrió esa tarea.

jueves, 26 de agosto de 2010

Tierra que nace, cuando ella nace

Quizá en el idioma de los geólogos nacer signifique pisar la tierra y contagiarse de su energía. Tierra bendita que emana una paleta de colores para contemplar y un cuento a escribir, sin punto final.
De esos naceres algunos nos sonríen enormemente y alimentan como nutriente inacabable. Agnes Gonxha Bojaxhlu pisó esta paleta un 26 de agosto de 1910 y su cuento ya lleva miles de libros almacenados en corazones y radicalidades de vida. Esa viejita albanesa que pobló de resurrecciones Calcuta estira mis ganas de vivir y ajusta la bicicleta de mi andar cuando ésta rueda dudando cómo avanzar.
Los nacimientos, cálidos abrazos de Dios, desdibujan mi rutina y recrean mis ganas de vivir.
¡Felices cien años viejita! ¡Las revoluciones nacen con una sonrisa!

sábado, 14 de agosto de 2010

Rediseñando calendario

Crecen los numeritos, sin pedir mucho permiso... recreando, segundo a segundo, su grandeza. El chico que diseñó el calendario los hizo a todos iguales y los formó en pequeñas filas de siete... uno tras otro.
Pero a Santiago no todos les parecen igual. Fibrón en mano comenzó a estirar su contorno. ¿Hasta dónde? Un poquito más... o dos poquitos... según latido de la ocasión.
Los días no eran iguales ¡y que se sepa!
En enero marcó el 3 y el 31...
En febrero el 3, el 6, el...
En...
En abril también el 16, Juli, siempre Juli, tras largo llanto.
En...
Ciertos días, poblados de amores, teñidos de andares, dibujan un cielo... florecen un suelo.

12 de agosto

Contemplo aquel árbol
que mira hacia el cielo.
De cerca lo miro
y tiende hacia el suelo.
Arraigado quiero
vivir raíz adentro
encarnando hueso enterrado
de mis ancestros.
Liberado vivo, hacia aire-mar inmenso
cielo divino
cielo de sueño.
Las ramas se estiran
tratando de llegar a las tuyas, árbol vecino
y en tu magia se nutren
¿Quién soy, sino ese hueso
ese cielo
esa rama tuya
que me abraza
y yo beso?

miércoles, 11 de agosto de 2010

“Tengo tu sonrisa en un rincón de mi salvapantallas” (Drexler)

La gran cercanía con muchos chicos y con muchas chicas con quien nos encontramos en las redes sociales provistas por la web no deja de asombrarme, como tampoco deja de asombrarme cada uno de ellos y cada una de ellas.
Más de uno se espanta por la expresividad de nuestro cariño y, en su preocupación, me han hecho quedar pensando.
Creo que sí estoy enamorado... enamorado no de uno ni de una, sino enamorado de un montón... de una población de hermanxs de la vida inundadxs de Dios.
Me confieso enamorado y besador, sin boca y con palabras. Desnudado en pensamiento y corazón, intento vivir el amor, a riesgo de ser malinterpretado, a certeza de, al menos, querer ser pan partido y latido expresado.

viernes, 6 de agosto de 2010

Rompecabezas de letras

Ella discutía con las palabras cada noche antes de dormir. Las palabras querían ser nombradas en la pronunciación de su boca o en el rompecabezas de teclas de su compu.
Clara las miraba y las miraba, pero no las agarraba.
-Que te falta una cosa, que no me alcanzás, que no era eso lo que quería decir, que te me quedás corta, que te falta énfasis para lo que quiero decir...
Y Clara comenzó, retejiendo el mundo de las palabras y los amares:
Te quieraño... porque te quiero y te extraño
Te requierdo... porque te quiero y recuerdo
Te quieraso... porque te quiero muchaso
Te quierecio... porque te quiero y te aprecio
Te trairezo... porque te traigo cuando rezo.

Y la palabra inventada, que el corazón dio a luz, ahora sí, fue pronunciada. Y el baúl de inventos la multiplicó, pariendo nuevos colores a la vida.

viernes, 23 de julio de 2010

Ofrenda

Ofrenda es un disco maravilloso de Pedro Guerra. Pedro cuenta que en México al difunto se le llevan ofrendas de cotidianidades que tanto amó... ofrendas... para que cuando vuelva se sienta de la mejor manera posible.
Me tiene rezando esa canción, caontemplando esta vida de viajes y bienvenidas... andares que se fueron y andares que llegan.
Aquellos seguro que vuelven. Vuelven en los andares que llegan... sólo si tengo lista mi ofrenda. Ella se sigue asomando cuando la ofrenda se expresa en rebelde fidelidad. Y él, el papá de una amiga, cuando la ofrenda se hace sonrisa.
Poca es mi ofrenda por la justicia, la paz, la cooperación entre los pueblos, pequeña ofrenda como pequeña era la de la viuda del Evangelio.
Poca mi ofrenda pero confiada... y Dios recibe mi diminuta ofrenda... para "regresar lo que se ha ido, para que vuelva lo que se fue"... para que vuelvas.. para que vuelvan.

martes, 20 de julio de 2010

"La ternura que nos vino a salvar" P. Milanés

Cuando hoy me levanté, como quien lo estaba soñando, pensé en que la vida se asoma cada día con pequeñas ternuras que nos vienen a salvar. Esas ternura-amigxs cotidianos nos acercan puñados de cielo para que los pellizquemos como piñatas de sorpresa. Revientan muchas piñatas cada día, pellizcón tras pellizcón. Y la sorpresa más grande seguro está en todas. Tras el pellizcón, la sorpresa va bajando rumbo al suelo, esperando que la atrapes y abraces.
Atrapadas y abrazadas, celosamente para que no se escapen, las ternura-amigxs van entrando a nuestro nido, incapaces de irse hasta que otras ternura-amigxs pobladoras del nido le construyan alas... y entre abrazos para quedarnos... y alas para enviarnos... se nos eterniza el tiempo: en las alas de los que se van nos vamos... en las alas de los que nos vamos...las ternura-amigxs viajan... acompañando... salvando... acariciando.

lunes, 12 de julio de 2010

Anisacate

Ingresando a nuestra presentación de prezi.com podrás ver el contenido de la aproximación periodística a Anisacate para la cátedra "Teoría y práctica periodística V" del CUP



Flores - Fontaine - Luna - Pecchioni - Picossi

jueves, 1 de julio de 2010

De pié... llegaron los 30 ;)

1 de julio

Los 29 se fueron haciéndose sentir. Cuando despedía los 28 recordaba que podría haber sido el año de despedida tras aquel accidente en bici, del que todavía no se cómo me salvé.

Estos ruidosos 29, en cambio, llevaron de viaje a Juli, una de las amistades más amadas de este corazón, hermana del andar y amiga del luchar.
Pero en la tristeza de la ausencia, la alegría de ese cuento de Galeano donde el aprendiz incorpora a su arcilla la vieja arcilla de la vasija de su maestro. Juli con el viaje, pero también mis nuevos hermanos de comunidad, mi familia y el abanico de amigos y amigas vienen siendo en este viaje, pequeños trocitos de arcilla, de su más linda arcilla, que se van incorporando a la forma que, improlijamente, va tomando la mía. En la despedida de los 29, en la epifanía de los 30, va mi regalito a cada trocito de arcilla mezclado en el corazón, que ustedes son.

un regalito... en medio de la alegría de vivir

Fotos de la infancia

se los quiere! un abrazo!!!


Este es el texto que está en "un regalito..."
Acostumbrados a redondear, animados a simbolizar, el festejo de los 30 puede que no sea muy distinto a los otros 29 soplidos. Un soplido de muchas ganas de vivir se asoma dentro de mí. Pensé mucho estos días en que la vida navega con los soplidos de la historia que tenemos para contar, de los amores que nos animamos a expresar y de los sueños que nos animamos a abrigar. Sueños y soplidos reman al más allá, a la magia del abrazo y al cariño del andar. La magia de la infancia va con estas fotitos, recortes de intimidad y pinceladas de una caricia familiar siempre expresada. La magia del presente tiñe mis pasos con altas ganas de vivir y las condensa en un sólo mensaje: "los chicos y las chicas cada vez me acercan más a Dios, al amor y al color... con ellos y con ellas nos alimentamos... día a día... hermanándonos". La magia del futuro, un "principio de incertidumbre" en medio de esta vida que pende de un frágil hilo, está poblada de una sola certeza: un Dios ternura me sorprende en felicidad al encontrarte.

sábado, 19 de junio de 2010

¡Será siempre la seño!

19 de junio

Los pasos de estos días por la vida vienen confirmando que muy cristiano que digamos no llego a ser. Venía pensando en esto porque el “amen a sus enemigos” en mi vida es casi un imposible, que ni se asoma como posible futuro. Por más que las lea y tercamente las lea, esas pocas palabras de Jesús me vienen resultando muy difíciles en los pocos encontronasos con quienes más me cuesta querer.
Cueste lo que cueste hay gente que ama de tal manera que no improvisa en los momentos de mayor dolor. Liliana, mi maestra de primer grado, la diminuta seño que me hizo conocer el carisma, la que me recibió mientras lloraba por el tamaño de las paredes del mounstruo, acaba de despedir a Mario, su marido, gran amigo de mis viejos, gran hermano de la mesa compartida, gran papá de mi ahijado. A él y a mi ahijado le dispararon horas antes, entre posible robo y nervios de una vida que tiembla. Tras la bala, el viaje de Mario no tiene regreso. Pero la seño que llora lo trae a la vida en medio de la despedida:
-“Les pido que recemos por el chico que disparó. Por su vida, por su mamá, por su futuro... y les pido que recen para que ni yo ni mis hijos sintamos rencor por él”

martes, 15 de junio de 2010

Un junio poblado de páginas para leer

15 de junio

Los domingos de puro estudio, los mates para largas trasnoches y para soportar la seguidilla madrugadora, el sinsentido de las preguntas del parcial de ayer y la imposibilidad del encuentro con hermanos de comunidad y de rincones de la ciudad me tienen pensando. ¿Qué piensa este junio poblado de páginas para leer y de varios textos sin importancia que muchas veces estudiamos para que el profe sepa que ese día sabemos? ¿Qué piensa este rincón de piel y afectos de un pequeño rincón del universo, que cada día aprende más en twitter y en wikipedia, toma apuntes en delicious y en prezi, explora en stumble y redacta en blogspot?

miércoles, 9 de junio de 2010

La camiseta global

Clips Boletín Salesiano – Junio 2010

afontaine@donbosco.org.ar

    En tiempos de mundiales de fútbol las miradas se multiplican sobre las pantallas y las pantallas sobre las casas. Una pelota, un país, un anfitrión, un estadio, una camiseta, una hinchada. Y detrás de ellos, a veces casi hasta escondidos, una historia, una manera de mirar la vida: alegrías y dolores que viven los países que corren y juegan. En estos clips para contemplar te invito a que puedas conocerlos, ponerte la camiseta global y rezar con manos trabajadoras y corazón misionero por los que no juegan, en la vida, el partido de la justicia, del pan y de la alegría.

  1. Una cancha
    Sudáfrica, el país anfitrión, recibirá a miles de espectadores y a cientos de jugadores. Una enorme diversidad cultural caminará por sus calles. Pero también Sudáfrica, teñida por años de injusticia, sueña lo que tiempo atrás soñaba la Freedom Charter soñada por Mandela y otros nativos: “al pueblo le será restaurada la riqueza nacional de nuestro país, la herencia de los sudafricanos; la riqueza mineral del subsuelo, la banca y los monopolios serán transferidos a la propiedad conjunta de todo el pueblo; todos los demás sectores económicos y el comercio serán controlados para que contribuyan al bienestar del pueblo”
  2. Un país, nuestro país.
    El fútbol apasiona a muchos argentinos... nos une, nos hace compartir un grito, un llanto y una cara pintada con témpera celeste cielo y blanco ilusión. ¿Qué oratorio argentino no tiene su potrero para patear un rato con los chicos? ¿Qué rejunte de pibes de barrio no tiene su placita imaginada como estadio? Miles de chicos y de chicas corren día tras día detrás de “la encantadora”, para volver a la casa contando la alegría del triunfo.
  1. Encuentro 1: Nigeria
    Nigeria recibió a los primeros salesianos en 1982. Actualmente forma, junto a Ghana, Liberia y Sierra Leona, la visitaduría (inspectoría) Artémides Zatti. Un grupo de seguidores de este tipo que decidió entregar su vida por los jóvenes comenzó a compartir la alegría de Cristo que se hacía uno de ellos, y la certeza de que el amor mueve montañas... ¿Cómo viaja tu corazón misionero amiga querida, amigo querido, mientras se gasta amando?
  2. Encuentro 2: Corea
    Corea recibió al mundo del fútbol junto a Japón en el 2002. Desde tu mirada y tu lugar, los “del otro lado” hacían eso que canta una vieja canción de tu infancia: “abrir la puerta para ir a jugar” Corea recibía al mundo del fútbol cantando: “Canción de la isla súbete al viento y lleva mi amor. Mar, universo, Dios, vida: ¡traigan paz para toda la eternidad! (canción Shima Uta - Mundial 2002).
  3. Encuentro 3: Grecia
    Grecia hoy, afectado por la crisis mundial del 2008, sufre una de las crisis económicas más fuertes del mundo. En estos días venimos conociendo un poco más de su presente por los medios de comunicación. Pero Grecia es también la antigua Grecia, la de los juegos olímpicos que cada año juntan a miles de atletas para compartir destrezas y capacidades. Allá por el siglo VIII antes de Cristo, la ciudad de Olimpia juntaba, en pequeña escala, atletas de la zona. En el siglo XIX el mundo recuperó la idea y volvió a convocar desde un símbolo: cinco anillos enlazados comparten la amistad deportiva de todos los pueblos.
  4. La hinchada
    La hinchada está siempre ahí. Faltar al partido es casi hasta mala palabra. Los que están en ella lo saben: son el jugador más importante. No es pasiva la hinchada verdadera. ¡No usa cualquier ropa sino camiseta, gorro y vincha! Las veces que fuiste a la cancha no podías quedarte callado sólo mirando. Había que gritar porque el que tiene la pelota te escucha y sabe que tu grito vale ya medio gol. Tu voz, tu mano, tu corazón, tu grito, importan. Como en la hinchada, el mundo, esa gran camiseta que nos abarca, necesita tu aliento transformador, aliento que grita las injusticias y anima a que los más necesitados den lo mejor de sí. ¡Sumáte a la hinchada de los que más lo necesitan!
  1. La juntada
    El bar argentino avisa: “es tiempo de mundial” La radiografía del “muchos para el mismo lado” está en el bar. El bar va dejando entrar a todos, gordos y flacos, altos y petizos, boquenses y riverplatenses, blancos y mestizos. Los del mar, los de montaña, los del río y los del desierto, los del campo y los del conurbano. Como pocas veces, todos juntos mirando el tele y gritando en el mismo momento. El gol los alegra y los asombra: se están abrazando ¡ni se les había ocurrido abrazarse!
  2. La excepción (E. Galeano)
“Existe un sólo lugar donde el norte y el sur se enfrentan en igualdad de condiciones: es en una cancha de fútbol de Brasil, en la desembocadura del río Amazonas. La línea del Ecuador corta por la mitad el estado Zerâo, en Amapá, de modo que cada equipo juega un tiempo en el sur y otro en el norte” (Eduardo Galeano. Patas arriba).
  1. La otra copa.
    Fair play es el nombre del premio que antes de besar te besa. El premio al juego limpio, surgido hace poco más de una década, es el premio que soñamos todos. Mientras vamos celebrando el bicentenario soñamos un fair play de la vida cotidiana: que vos ni yo seamos corruptos, que no aprovechemos el descuido del otro para engañarlo, que no cambiemos la regla de juego cuando nadie se da cuenta, que no nos complotemos para dejar a algunos sin jugar, que no nos maltratemos los que pisamos un mismo suelo.
  2. La camiseta tironeada
    Mundiales y distracción ciudadana muchas veces han ido de la mano. En varias naciones donde el fanatismo es enceguecedor en gran parte de la población, los poderes legislativos aprovecharon descuido: sancionaron leyes casi sin debate público. Los medios de comunicación y los telespectadores futbolísticos tenían la mirada en “la encantadora”, que corre sobre el césped. No te descuides, no abandones, no te distraigas. ¡Que no te tiren la camiseta que le permite jugar a tu país el partido de la democracia!

domingo, 6 de junio de 2010

Miro tu cara y digo en la ventana...

5 de junio

Tal vez por habernos juntado ayer con Ana, Luis, Mechi y Larry, o por una serie de enojos que vengo viviendo en uno de los trabajos y quisiera contarte como antes lo hacía, querida Juli, será que hoy te extrañé mucho.
Muchas veces pienso si habría extrañado tanto a otra de mis grandes amigas, a otros de mis grandes amigos, si ellos hubieran sido los que emprendieron tu viaje. Supongo que sí. Tantos amores me da Dios en la vida que la ausencia me envuelve en ajenía. El caso es que fuiste vos la del viaje... y ahora, entonces, a quien más extraño.
Te habrás dado cuenta de ello, si atendiste a las canciones de Pablo Milanés que hoy escuché, esas que demuestran el enorme cariño que pueden tenerse las personas y el eterno lagrimear del que extraña.
Te recordé de modo mágico mientras escuchaba Yolanda, ese tema que te hice escuchar en vivo vía teléfono desde Cosquín, apenas arrancadito el año. Pablo canta y parafraseo su canto...
“Si me faltaras yo voy a morirme...
si he de morir quiero que sea contigo...
por eso a veces se que necesito... tu mano... tu mano...
eternamente tu mano...
miro tu cara y digo en la ventana...
eternamente Juliana”

viernes, 4 de junio de 2010

En rebelde fidelidad


4 de junio


En rebelde fidelidad rueda la vida... rebeldía contra sí misma, rebeldía contra esferas de un Evangelio engañado y contra un compromiso nunca asumido. Los vientos latinos hacen entrar en escalofrío a la piel para que sepa y se de cuenta que quien en fidelidad no se rebela se vuelve cómplice. Tal fue la historia de muchos pueblos de muchos pueblos de América Latina, a quienes muchos que se profesaban cristianos les decían que su sufrimiento era “normal” porque Cristo también había sufrido para dar su vida en rescate por muchos. No le decían, en cambio, que las condiciones de abuso y explotación no podían provenir de Cristo y que, por tanto, debían ser cambiadas, por fidelidad a lo que se profesa.
Tal es la historia mía, tal vez, estos dos últimos años en uno de mis trabajos. La mentira y la ausencia de entrega por la causa no pueden provenir de Cristo... y el que no se rebela es cómplice... en rebelde fidelidad hoy volví a hablar... Dios irá diciendo ahora qué pasos seguir...

Los no 200 del bicentenario

29 de mayo

Los no 200 del bicentenario emergen a cada ratito en mi vida. Como con los otros 200 ando ganas de nombrarlos para no reprimir y dejar que aquellos en los que no creo, aquellos que no han querido que el país ame y cante, presionen mi corazón. Me tienta escribirlos y no puedo. Llegan al papel y se borran solos ¿Qué tan profundamente los conocés para juzgaros? ¿quién sos para ello? Y en seguida quieren resurgir como pronunciación, porque la memoria recuerda a los caídos tras sus opciones. Quieren surgir pero no. Sólo a uno me atrevo a pronunciar, sólo a uno, sólo a mi, repleto de incoherencia, que mucho recibí, que poco entregué.

jueves, 27 de mayo de 2010

Las 200 Buenas Noticias de mi vida

Además de las canciones del bicentenario, he pensado mucho esta semana de mayo en los testigos y las testigos de la luz, que hacen ver a la escarapela su rostro... y en ella convidan la mayor capacidad de amar. Pensaba quiénes pueden ser esos doscientos testigos del bicentenario y el cupo se me llena enseguida. ¡Son tantos los que en mi vida hicieron salir el sol de una patria más fraterna... tantos... tantos!
Nombraré sólo algunos... sólo doscientos... y aunque muchos quedan poquito más allá, no dejan de ser, en mi vida, Evangelio, Buena Noticia de Dios para este pequeño y quiere y no puede ser generoso y coherente.
Me juntaría hoy con todos y todas ellas, “ofreciendo la cena más bella” (E. Meana)

  • De mi familia, mamá, papá, Meli, Seba, Mati, Josefina y Flor, los cuatro abuelos, Gastón Andrés, Eugenia Fontaine, Marcela Lehmann, Luis Lehmann, Ana Argento, Nené y Paulina.
  • De mis amigos de la primaria, Pablo, Palo, Lucas
  • De mis maestras de la primaria, Liliana, Rosita y Silvina
  • De mis profes: Cecilia Cortés, Fernando Kuhn, Eduardo Mattio, Tachy Jugo de Beltrán, Luisa Tillero.
  • De mis amigos de la secundaria Ramiro y Andrés
  • De mis amigos del grupo misionero Lili, Isa, Mariana, Eli
  • Mis ahijados Gonzalo, Franco, Eli, Pauli, Mati, Leo
  • De mis profes de la secundaria, Rubén, Fernando, Carlos, Oscar.
  • De mis amigos de los grupos juveniles Juan, Romi
  • De mis hermanos salesianos, P. Pepman, Gabriel, Horacio, Pancho, Alejandro, Martín, José , Alejandro, Seba, César, Héctor, Larry, Fernando, David, Javier, Nelo, Hugo, Leo.
  • De mis amigos de la pastoral nacional Luis Balmaceda, Mechi Baxzos, Juli Segatori y Laura Carizone.
  • De los amigos de varios lugares, Aixa Rodriguez, Vero Álvarez, Sole Quiroga, Pingüi, Sole Velázquez, Marta Onorato, Pablo González, Maine, Paulina Romero, Andrés Giménez, Analía Jara, Agus Elorza, Flor Caymes, María Alicia, Mati, Mariano Cáceres, Maine, Caro, David Bueno, Iván Barrionuevo, Seba Di Mateo, Laura Perigrinelli, Fernán Barberón, Loro Giovanini, Sandra Salido, Pao Palavecino
  • Del ciberté Noe de Blasis, Anabel Ariza, Nooe Aguilar, Gime Morales, Rocío Spontón, Gastón Cejas,
  • Del colegio, Susana Larcher, Gabriela Romero, Lucas Darré, Loreta González, Eloy Artaza, Colo, Ale Ponce, Marina Mohn, Inés Guidotti, Lucas Brochero, Leo Ruarte, Leo Villagra, Lucas Bosque (uh... pero muchos más entran acá)
  • De mis escritores preferidos, Eduardo Galeano, Pedro Casaldáliga, Naomí Klein, Pablo Freire, Paula Sibilia, Henry Nowen, José Luis Martín Descalzo, Ernesto Sábato, Saint Exupery, Marx, Charles Taylor, y una tonelada de grandes amantes de la vida digital.
  • De mis santos preferidos, Don Bosco, Teresa de Calcuta, Teresita de Lisieux
  • De mis cantantes preferidos Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Mercedes Sosa, Juan Carlos Baglieto, Rosana, León Gieco, Manu Chao, Alejandro Filio, Pedro Guerra, Teresa Parodi, los de Arbolito, Ismael Serrano.
  • De los testigos de la historia, Ernesto Guevara, Osvaldo Yorio, Tristan Bauer, Ghandi, Mandela, Casaldáliga.
  • De los compañeros de la facultad Pame Molero, Noe Paradela, Male Miretti, Ema Costamagna y un montón de los actuales.
  • De la vida en general, Richard Stallman, el fundador de wikipedia,
y los veintiseis hermanos con quienes actualmente compartimos vida y misión.

martes, 25 de mayo de 2010

Las 200 canciones del bicentenario

No cesa el canto que grita libertad... celebrándola y soñándola. Mi piel está teñida de 200 canciones que hacen salir el sol sobre el país, sobre esta tierra que somos, sobre este humus tantas veces maltratado y pisoteado. Doscientos temas musicales remueven la tierra y la convierten en alimento de este hermano que poblado de contradicciones lucha y camina. No van en orden de preferencia sino amontonadas, como si estuvieran en una cajita y las fueras sacando al azar.

Sólo el amor, Himno Nacional Argentino, La Memoria, Esta historia, La gente del campo, 1964, Tocando fondo, Venga la esperanza, Celador de sueños, Patria, El canto que no cesa, Pasa, Tonada del viejo amor, Naranjo en flor, Llegaremos a tiempo, Ángel y demonio,
No olvides que una vez tu fuiste sol, Los dinosaurios, Honrar la vida, Ahora coraje, Informe de situación, Sólo le pido a Dios, Los hermanos, Ojos de cielo, Sobreviviendo, Hey paisano, Noticias de mi alma, Oye Marcos, Niños, Soy feliz, La vida reclama, El ángel de la bicicleta, Esa musiquita, El amor nos hace bien, Canción para Verónica, Creo, Sequía, Se puede, Nunca más, Hay gente que sueña, Oda al pueblo caminando, Pequeñas revoluciones, Resistiendo, Seria miseria, Huayno del desocupado, Sobran, La costumbre, Chacarera del 99, La recuperada, Osvaldo, Niña mapuche, Amerika bonita,El bichito, Si me voy antes que vos, Es preciso, La arveja esperanza, Pachamama, Europa, Locutar, Yo vengo a ofrecer mi corazón, Años, La colina de la vida, Inconciente colectivo, Zona de promesas, Canción para un niño en la calle, Zamba del cielo, Zamba para olvidarte, Violetas para Violeta, Himno de mi corazón, Sea, Para llegar, Tratando de crecer, Hermano dame tu mano, Si se calla el cantor, Mi unicornio azul, La cigarra, El tiempo es veloz, Aquellas pequeñas cosas, Dale alegría a mi corazón, La maza, En el país de la libertad, Para la vida, De igual a igual, Pensar en nada, Civilización, María y José, Fue amor, Quien fuera, Al final del viaje, Cita con ángeles, Mi casa ha sido tomada por las flores, Alabanzas, Quiero cantarte un beso, Alas de colibrí, Te amaré, Fábula de los tres hermanos, ¿A dónde van?, Te doy una canción, Tu fantasma, La gota de rocío, Yo te quiero libre, Si seco un llanto, El viento eres tú, Reino del todavía, Alas de colibrí, Reparador de sueños, El tiempo está a favor de los pequeños, Ojalá, Debo partirme en dos, Qué se puede hacer con el amor, Óleo de una mujer con sombrero, El problema, La vida, Canción de Navidad, Historia de las sillas, No hacen falta alas, En mi calle, Unicornio, Oh melancolía, La resurrección, Generaciones, Décimas a mi abuelo, Recuerdo, Ya ves, Zona cero, A las Madres de mayo, Ahora, Recuerdo, Papá cuéntame otra vez, Vine del norte, Amo tanto la vida, Kilómetro cero, México insurgente, Cien días, Canción para un viejo amigo, Zamba del emigrante, Si se callase el ruido, Somos, Nana para un niño indígena, Un precio, ¿Dónde guardo?, Habrá que creer, Hasta siempre comandante, Dios, El hombre blanco, El circo de la realidad, Calle Belén, Canción de montañeses, Confiar en los jóvenes, contar con los jóvenes, Lo bueno que hay en vos, Romanos 8,35, Llamarte padre, Canción de buscadores, Hostias vivas, Acerca de la belleza de las cicatrices, Pedro y la red, Si quieres te acompaño en el camino, Creemos en el Dios que ama a los jóvenes, Necesito de tu amor, Como pájaros en el aire, Él vive, Gracias a la vida, Todavía cantamos, El viejo Matías, A desalambrar, La colina de la vida, Nazaret... I'Becchi, Pedaleando con amor, Brindis, Raíz, Chiapas, Contra el poder, Miedo, Credo, Córdoba va, Yo pisaré las calles nuevamente, Acto de fe, Canción para la unidad de Latinoamérica, Para vivir, Yolanda, Creeme, El breve espacio en que no estás, Si ella me faltara alguna vez, Era en abril, Gente necesaria, Para mi pueblo argentino, Si tu no estás, Del norte cordobés, Despierta, Cuentos compartidos, Comandante, Protesta, Dar es dar, El amor después del amor, Brillante sobre el mic, Bendigo, Juan sin tierra, Camilo Torres, El derecho de vivir en paz, ¿Por qué cantamos?

lunes, 24 de mayo de 2010

Una alegría al primo y a la tía

24 de mayo
La imagen de María Auxiliadora más cercana hace años es la representación de Mamá del Corazón, de Angola. Mamá del Corazón no se ubica posando, como para estar al centro de la escena, sentada de frente, sino que va en camino... camina porque Isabel, su querida prima, la necesita. Y como si el fotógrafo le pidiera una sonrisa, gira su cabeza y mira. El niño, ese querido niño, ni llega a enterarse del caso... y ahí va María a dar una mano como samaritana... y ahí va Jesús, a repartir una alegría al primo y a la tía... andando van, porque andan quienes aman... ¡corazones inquietos, tristezas dejadas atrás, esperanzas asomándose!

lunes, 17 de mayo de 2010

un mes es más largo que treinta comunes días

16 de mayo

A Juli.
Son las 17:22hs. A esa hora, exactamente a esta hora, atendí el llamado de Aixa con la triste noticia de tu partida. Querida Juli. Un mes del día más triste, del momento más triste, del instante más triste. Nunca la muerte estuvo tan cerca . Ni la de los abuelos ni la de los miles que cada día se despiden o son olvidados en esta tierra.
¿Qué te llevó de nuestra tierra, de nuestro abrazo, de nuestro beso? ¿Qué tenían tu palabras y tu pasión, que hace que las extrañe tanto? En el recuerdo, el mar de dudas: ¿Cómo estás allá, en ese inexplicable allá? ¿Qué tal tu mes? ¿Me escuchas cuanto te hablo mientras voy en bici? ¿Vas viendo lo que voy contando, mientras ando? ¿Seguís escuchando a Teresa y a Pedro Guerra? ¿Té de qué tomás?
Si me podés ver, en ese especie de transporte instantáneo que tanto querías cuando me decías “qué lindo sería decir 'Voy' y aparecer automáticamente”, habrás dado cuenta de mi pobreza como persona, de lo poco generoso que soy y de lo incoherente entre lo que sueño y prometí a Dios, y lo que vivo día a día. Si me podés ver... habrás visto, también, cuánto te extraño. Hoy en Córdoba otro día shot... lluvia, frío, y las “extrañanzas” paseando por el corazón. Tqm!

domingo, 9 de mayo de 2010

Aires Buenos por Buenos Aires

8 de mayo

Tras la muerte de Juli no volví a publicar nada en el blog hasta el día de hoy. No sé por qué. Tal vez la densidad del momento ocurrido hizo que viera más contemplativamente escritos pasados y que no me aboque tanto a nuevas producciones. También el ritmo de este tiempo pueden haberme jugado una mala pasada distrayéndome.
Estuve metido en varias actividades estos días. Varias por variaditas, aunque también por el peso de la suma. Dediqué tiempo especial para terminar de definir algunos elementos sobre el curso de corresponsales. Cursé el posgrado en “Nuevos escenarios juveniles...”, dí un taller de nuevas tecnologías a los padres del Villada, viajé a Buenos Aires para el encuentro de formadores de Argentina, Uruguay, Parguay y Chile, visité amigos por esa cuidad... y acá estamos, hoy, terminando el simposio de “Software Libre y Educación”, que tuvo mucho contenido de un sueño posible de quienes nos consideramos activistas de otro mundo posible, con modelos de aprendizaje diversos. Mucho olor a compartir el día de hoy en el simposio. Un puñado de personas, con experiencias mínimas, cultivando grano a grano, la ilusión de un mundo más humano. Volví asombrado de tanta gana de compartir. Vuelvo asombrado de su amor al mundo, ese amor más grande de lo que a muchos cristianos nos sale amar. ¡Bendito sea Dios!

martes, 20 de abril de 2010

Tecito?

Los siempre presentes rincones de dudas ante la muerte se expresaron a flor de piel en estos días de dolor.
Apenas te fuiste, querida Juli, los lejanos, separados por insoportables kilómetros, y los cercanos, separados por ese helado cuerpo que vos no sos, comenzamos a escribirte en el muro del “caralibro”, como gustabas decir a aquel espacio con quien te peleabas y amigabas en cuestión de instantes.
Era 27 de junio del año que se nos fue y yo te peleaba, telefónicamente, echando culpa del olvido de tu cumple a que no tenías Facebook.
Pocos días después lo creaste y, también desde ahí, inundaste a muchos de tu alegría. ¿Cómo olvidarte subiendo videos de Daniela Mercury que nos recordaban la plenitud de la vida? ¿Cómo borrar del corazón el comentario que sobre vos pusiste?

“Ya sé mirar el río por donde la vida pasa
sin precipitarme ni perder el tiempo
Escucho en el silencio que hay en mí y basta
Otro tiempo comenzó para mí ahora”

Me he ocupado contemplativamente de recopilar lo que amigos y amigas del andar te han escrito. Seguro que ya lo leíste. Descargalo de acá...

http://sites.google.com/site/agustinfonaine/Home/ApuntesdesdetucaralibroJuliSegatori.pdf?attredirects=0&d=1

lunes, 19 de abril de 2010

"En la alegría de ustedes, distinguí mis promesas"


La presencia cercana de cientos de amigos y amigas despunta una nueva aurora tras la noche. En estos días me alimenta el entramado que nos une a quienes compartimos una causa tan grande como la de Juli, aunque muchos la vivamos con menor pasión y entrega que ella.
Las vías que expresan contacto en ese entramado fueron innumerables, como incontables las edades y las relaciones... los grandes, los chicos, las y los jóvenes, los muy amigos del hoy, los muy amigos del ayer, los conocidos y los hasta casi desconocidos.
“En la alegría de ustedes, distinguí mis promesas”, promesas de vida, promesas de amor, promesas de llevar a Juli entre la sangre, alimentando el corazón, oxigenando los sueños y las búsquedas.
El frágil hilo del que la vida pende se cortó... una vez más... y el desgarrado corazón se pregunta quién es, en la ausencia de ese latido amado. Pero en ustedes, la canción de Silvio continúa: “En la alegría de ustedes, distinguí mis promesas... y todo me parece que empieza”

sábado, 17 de abril de 2010

"A vida em primeiro lugar" ¡Cómo te voy a extrañar!

El teléfono sonaba y sonaba... simultáneamente, en medio de la clase. ¡Nunca me llaman tanto! A la tercera llamada salgo y atiendo.
-¿Te enteraste? ¿Te enteraste lo de Juli?
Miles de Juli posibles pasaron por mi cabeza pero no. ¡Ella no! ¡No podía ser ella! Salí de clases. Caminé y lloré como nunca antes. Lloramos después con Ana... y en la distancia... con Larry, Lau, Luis, Mechi y Manolo. ¿Por qué lloramos si no es ella, pregunta desconcertado el corazón.
Es el día más triste... como dice la canción de Silvio... “quiero y no puedo tener alegría”
Siempre prometía a Juli escribirle una carta de puño y letra, artesanal, como quien va, un poquito, junto a ella. Había comenzado a escribirla... nunca la terminé. Va ahora:

Querida Juli:

Pienso que en el cielo debe haber una especie de cyber donde puedas leer lo que te vamos escribiendo, donde puedas seguir lo que en el resto de nuestras vidas vamos compartiendo.
¿Quién me escribirá ahora un mensaje cortito que diga: y la carta?
Mi certeza de que vas a leerla me anima tomar fuerzas y escribir, aunque hoy todo paso se hace pesado.
El año en que nos conocimos enseguida me di cuenta que nuestro respirar estaba alegremente acompasado... Ahí nomás dejaste de ser simplemente Juli, la amiga de Ana, para ser de esas personas con quienes una mirada alcanza para sabernos cómo estamos. Empezamos a darnos cuenta que soñamos con las mismas causas, lloramos las mismas injusticias, nos alimentamos con las mismas canciones y los mismos libros... y nos encariñamos, contemplándonos.
En esos días, mientras nos despedíamos, me regalaste una remera y un papelito. La remera me había encantado desde el primer momento que la vi, pero no te dije nada para que no te desprendas. Algo intuiste, quién sabe cómo. En el papelito decía: “A esta remera me la regaló un amigo de Brasil, que es de esos tipos más coherentes que conocí. Te deseo la coherencia de vida que en él encontré”
Después seguimos escribiéndonos. Un día recopilaré esos compartires de vida que se asombra del otro, lo contempla y lo extraña.
Entre mails y llamadas soñábamos tonteras como que te venías, salíamos con la Sprinter, los buscábamos a Larry, secuestrábamos a Ana (había que secuestrarla porque siempre trabajaba mucho) y rumbeábamos a Matto Groso para visitar a Pingüi.
Los últimos meses ya la vida nos encontraba en el “caralibro”, ese espacio que nos acurruca con quienes estamos más lejos, haciéndonos sentir menos frío y más abrazo. Nos escribíamos casi a diario en eso que bautizamos ciberté: un amor vivido, una tristeza nacida, un sueño regado o una canción amada.
De todos ellos, y como despidiéndonos, esa noche, triste noche, me preguntaste:
-tecito?
Y te respondí:
-dice el sobrecito que "una sutil combinación de tés orientales con un suave gusto a bergamota" na... no les creo nada... debe ser peperina con huano de caballo en las sierras de Córdoba... pero está bueno...jeje!!!
Vengo llegando de Radio María... y la facu antes... lindo día hoy che...
Me respondiste pasadas las 0.00 de esa noche.
-té de peperina con un suave toque de bosta de caballo de las sierras de Córdoba! Me hacés reír! Día lindo, un día de shot.

No respondí. Estaba muy cansado ¿Qué nos hacía decir con tanta, con tanta certeza, que era un día Shot? (te acordás que le decíamos así a los días grises, tristes, fríos... en los que comiendo Shot se nota menos)
Me quedo con mucho, y entre eso mucho, con tu sms de la noche que estábamos viendo a Pablo Milanés en Cosquín. Aquel ratito me dedicaste “El breve espacio en que no estás” ¿Cómo llenar ahora ese, en el que vos no estás?
Te quiero amiga. Gozá en Dios... y visitanos, en la huella del andar de los que acá quedamos, con un poquito más de frío...

Tu siempre hermano.

Agustín

martes, 13 de abril de 2010

compartí... que no es delito...

12 de abril

La lucha cognitiva que mencionaba nos hace, en cierto sentido, alternativos. Nuestra marginalidad no es desconexión. No pensamos que, necesariamente, ser diferentes sea desconectarse sino realizar, al menos, dos prácticas básicas: como Pedro Casaldáliga, respondemos todos los mensajes: es de humildad hacerlo.
A la vez pasamos de muro a muro, de post en post, dejando una huella...Buenas noches de Dios que nos alegra la vida. Y hacemos del compartir un hábito de vida. En Twitter, Google Buzz y en Identi.ca compartimos lo que pasa; En Facebook y en Orkut lo que estamos pensando, los saludos de cumpleaños y los testimonios sobre el otro; en Wakoopa el software que usamos; en myspace la música que escuchamos; en Youtube lo que vemos; en delicious los marcadores sociales, en Stumble las curiosidades, en Picasa y en Flickr nuestras fotos, en wordpress y en blogspot lo que escribimos; en wikipedia/wikispaces los conocimientos que desarrollamos y aprendemos, en Creative Commons los libros que publicamos.

¡Cómo nos cuesta!

11 de abril

El discurso sobre internet como nuevo patio juvenil, discurso por el hace tiempo luchábamos para entender y caminar en el tiempo presente, comienza, más o menos a consensuarse dentro del ámbito en el que estoy. Hoy cada vez que sale el tema Facebook u otras redes sociales, no falta quien cree ser novedoso diciendo:
-Y sí, hoy internet es un nuevo patio.
Quienes hace tiempo sostenemos eso luchamos, ahora, por una ruptura cognitiva, intentando hacer abandonar el contradictorio discurso que, mientras sostiene que es un nuevo patio, nos juzga de “estar al vicio” a quienes dedicamos tiempo y desvelo. “No lo uso, porque hay que tener tiempo para eso” -dice el discurso que se cree profesional porque donde él trabaja se hacen “cosas importantes”. Sí. Importante. Siempre fue más importante estar en una reunión de gente grande que piensa qué hacer con los jóvenes... y allí se queda, pensando estructuras.
Los importantes caminaban, alejados de los jóvenes y Don Bosco reacciona: “Si un día llegara a ser sacerdote, no querría ser como ellos”
Quienes “estamos al vicio”, en cambio, no entendemos palabras tales como “hay que tener tiempo” porque tampoco las entiende el que decide estar en el recreo con los chicos , o el cura que a la salida de misa se queda charlando con los jóvenes.
En lucha cognitiva transitamos estos días algunos antropólogos digitales: tratando de, sumergidos, compartir tobogán y hamaca.
¡Cómo nos cuesta!

9 de abril


De los discernimientos que más me van costando en este tiempo, uno es la tensión entre pasado y presente con los amigos. La semana que va terminando estuvo poblada de reclamos de amigos y de amigas que sienten la ausencia y que expresan “ya no es como antes, saludabas siempre para cualquier acontecimiento” ¿Cómo estar en el pasado, querido pasado, nutriente pasado, sin abandonar los amigos de la cotidianeidad, del tiempo presente, del instante donde pasa Dios y anuncia Evangelio a través de las nuevas personas emergentes?

La revolución armada, bajo la almohada

6 de abril

José Martí decía que nos tenemos que ir a dormir con las armas bajo la almohada, armas llamadas libros: armas del conocimiento, más fuertes y amorosas que las balas. He pensado mucho en esto hoy, mientras compartíamos lecturas y pensares revolucionarios.
A menudo me encuentro con revolucionarios bastante estrechos de mirada que, por ejemplo, se creen zurdos porque copiaron el software privado en vez de comprarlo o porque compraron remeras Nike truchas ¡No ven que mantienen el sistema!
Voy viviendo de a pasitos algunas minirevoluciones que se van metiendo en mi piel, haciendo emerger la intuición de que el mundo amaría más de lo que ya ama.
  • Miro el presente de manera esperanzada
  • tengo presente en la oración a muchos cada día
  • respondo todo lo que me escriben
  • hablo con Jesús mientras voy en la bici
  • voy en bici por preferencia siempre que sea posible
  • uso software libre
  • escribo y publico bajo Creative Commons
  • trato de no hablar de más
  • preparo siempre las clases
  • no le compro a Nike, a Gap, a Coca-cola, a Apple, a Wal Mart, a Ford, a Cristian Dior ni a otras marcas de quienes conozco su explotación.

sábado, 10 de abril de 2010

Grandes resurrecciones mínimas

Va lo que salió en el Boletín Salesiano - Clips - Abril 2010


Grandes resurrecciones mínimas...

Tu barrio es Chile, tu andar es Haití, tu abril es Resurrección (paráfrasis de Calle Belén, de Eduardo Meana)



El frágil hilo del que la vida pende se expresó entre abrazo y dolor en Haití y Chile. El dolor de muchos, el sinsabor de una ausencia inesperada y la lágrima ante quien ya no está, reciben bocanadas de aire de grandes resurrecciones mínimas, un puñado de mujeres y hombres, niños y adultos que hicieron brotar el color de la vida... un calorcito para seguir andando... “La Pascua nos irrumpe, amor de amores, lo más vivo venciendo lo más muerto” Eduardo Meana


Clip 1
Oculta entre escombros, teñida de tierra y llanto, arrugada como viejito que no puede sostenerse y descosida como ropa abandonada estaba la bandera, casi sin esperanza en resurgir. En el suelo casi nada llega a distinguirse pero un hombre ve de lejos una punta: --¡Es la bandera! ¡Y allí detrás mi país! Mi gente, mi historia, mi tierra.
La pequeña muerte de la bandera ansía resurrección! El hombre la levanta y la muestra al mundo... Chile quiere resurgir.


Clip 2
Con su camisa negra y botones en la manga Michelle Bachelet olvidó protocolo y apariencia. Desde temprano trabajó mano a mano con la gente para sostener el andar de un país que se cae. El terremoto la agarró desprevenida, como desprevenido tomó a muchos. Improvisar no es tarea fácil... pero es tarea imposible para las cosas más profunas del corazón.
Eran cerca de las 22:00hs y parece que alguien le recordó de la conferencia de prensa. Michelle seguía trabajando y así como estaba nomás comenzó... sin cambiarse ni pensar mucho en la imagen que daría ante el mundo: camisa negra y botones en la manga... tras una larga jornada de trabajo-amor.



Clip 3
A ritmo de energía juvenil la organización “Un techo por mi país” lanzó la campaña especial “Un techo para Chile”. Cientos de voluntarios con corazón inquieto no dudaron en arremangar su camisa de trabajo y su capacidad de amar... ¡y trabajan incansablemente en la construcción de 30000 casas!
Felipe Berrios, Jesuita fundador envió a los primeros voluntarios diciéndoles: “Chile confía en sus jóvenes y las personas que están sufriendo necesitan de su apoyo y compañía. Nuestra labor, además de la construcción, es dar un mensaje de solidaridad, de optimismo y de esperanza”.
En http://www.untechoparamipais.org/?p=1001 Está buena la imagen de Bachelet mirando la maqueta.
O hay algunas en flickr: http://www.flickr.com/photos/utpch2010/



Haití



Clip 1
Ni cantan igual ni piensan lo mismo pero la vida de muchos que reclama los convocó. Artistas de muchos lugares del mundo se juntaron y cantaron:
“Somos Latinos Unidos en una canción
Con una poderosa misión
Contigo lleva la bendición por fe!
Haití renacerá del polvo y las cenizas
Cada niño tiene el derecho de llevar una sonrisa
Dale la mano a tu hermano
Sirve de consuelo
Siembra en la tierra
Y recibe el tesoro de los cielos”



Clip 2
Mario Tiburzi intuía dolor y terror. El médico cordobés de la localidad de Almafuerte trabajaba en el servicio provincial de emergencias pero tiempo atrás decidió estirar su corazón hacia Haití. Poco antes de volver sucedió lo terrible. Los 25 segundos durante los cuales todo tembló lo encontraron trabajando en el hospital. Tras el horror las demandas de miniresurrecciones aumentaron... un sinnúmero de “si quieres puedes curarme” invadió cada sala: “Tuvimos una ardua tarea, y volvemos con el corazón contento por haber trabajado y dado todo lo mejor para la gente de Haití”. 




Las pequeñas revoluciones de amor, esas miniresurrecciones de corazón,
“Se echan a volar
Para no perderse la libertad,
Se echan a volar
Para no morirse de soledad.
Déjalas cantar a su manera,
Ellas te darán su primavera,
Libres como son y tan sinceras,
Luminosas compañeras del amor”
Teresa Parodi, Pequeñas revoluciones



jueves, 25 de marzo de 2010

Twitter de cumple

Lo escribí antes del otro... porque el otro fue un escrito en una hora de clase de la facu.

Como pocos habrán imaginado tiempo atrás, hoy festejamos el cumpleaños de twitter. Cuatro añitos de vida para una herramienta web que poco a poco se va volviendo práctica habitual de muchos. Con apenas 1400 días en escena ya hay quienes hablan de la generación Twitter. Nuevos softwares creados por humanos rediseñan la vida de humanos. Nuevas subjetividades, maneras de entender la vida y de compartirla, tiñen nuestra piel y con ella se confunden ¿cuánto nos quede en este tiempo de lo digital como hábito? ¿cuánto para que lo digital sea cuerpo? ¿cuánto le queda a este aleteo humano?

miércoles, 24 de marzo de 2010

Twitter de cumple

Las nuevas subjetividades se van configurando mientras los bits invaden. Tiempo atrás, festejar cumpleaños quedaba reservado a los humanos. En ocasiones, los humanos decidían mutar sus costumbres hacia sus mascotas. Los más fiesteros se prolongaban inflando globos para recordar su planta preferida, o el primer encuentro con una persona muy querida.
Ayer con Twitter, como tiempo atrás con Firefox, el mundo digital también festejó.
–Le cantamos el feliz cumple a Twitter, –dijo un geek de la última hora.
Twitter, el servicio de microblogging más difundido en los últimos años, sopló ayer su cuarta velita. Las noticias cuentan que cada vez son más los usuarios que usan esta red social para leer noticias, seguir las cotidianidades de personas que aprecian, de investigadores y profesionales, y de curiosos de la web.
Surgen subjetividades y se entremezclan con la sangre, la tradición y la psicología: Para la tradición ayer un twitteradicto escribió: ahora “me lo dijo un pajarito” no tiene el mismo sentido que hace cuatro años; entretanto, los psicólogos evolutivos, que saben de la llamada “edad del ¿por qué?”, preguntan: ahora cada vez que pongamos qué pasa en Twitter, ¿el pajarito nos preguntará por qué?

lunes, 22 de marzo de 2010

Celebraciones 2.0: demasiados caracteres para la generación twitter

"Cuando ahora escuchamos me lo contó un pajarito, no pensamos en lo mismo que hace cinco años"
Post de un twittero

Como timbre de recreo el momento de la paz dentro de la celebración eucarística revolucionó los cuerpos condenados a la quietud hace poco más de media hora. Una vocecita de dénse como hermanos la paz se ha convertido en el pase libre para hablar, comentar sobre un mensaje de texto que acaba de llegar o sobre un error en la lectura planificada, darse un abrazo y restablecer la sonrisa, cuando no saludarse por no haberse visto antes de inicio.
Ciento cuarenta caracteres para no ser plomo. Ciento cuarenta caracteres porque después le toca al otro. Ciento cuarenta caracteres que redireccionen a otro lado, a otra experiencia, a otra pequeña cosa interesante. Ciento cuarenta caracteres es lo máximo que podemos escribir en Twitter o en otros servicios de microbloging. Allí podemos poner mensajes tales como “Miren qué buena foto que saqué” y luego redireccionar a un sitio de fotos para que encontrarnos con ella y algunas más.
Twitter, es un fenómeno en enorme expansión. El instante que hablemos de ellos puede quedar en el pasado por el nomadismo constante del trancurrir. Para muchos Twitter es sólo un sitio donde todos entran y cuentan. Otros estamos seguros que algo más corre allí dentro. El pajarito va transformando los modos de ser, los modos de estar en el mundo y de expresarse, de permanecer en la quietud y migrar en el andar. La posibilidad de ir contando al instante en qué estamos pensando y qué pasa, según cada uno mira el acontecer, se arraiga en los nativos digitales de un modo imprevisto para la Iglesia Católica y para muchas de las iglesias en general.
Fuera de los templos, el mundo juvenil deambula con aparatos cada vez más fusionados con la mano y redes inalámbricas que llevan el momento a la nube. Más allá de la red y de los presentes, este viaje de textos conecta nuestra manera de mirar lo que acontece con un grupo de personas a quienes consideramos como parte constitutivas del yo. Conozcámoslos o no, la cosa está en poder decir y en que alguien pueda escuchar, leer, valorar, puntuar, tildar con un "like it"... Reconocernos sujetos de expresión o más bien, sujetos de comunicación nos hace seguir avanzando en el andar cotidiano. A ellos sigue abriénonos las puertas la web 2.0.
Nuestro pequeño pajarito pronuncia exceso de caracteres con un llamativo color rojo y avisa que algo está de más. Hacia el instante próximo avanza el próximo yo autor, que nos contará qué pasa.
Sin tener gran idea de liturgia me he dedicado por horas a contar caracteres y segundos mencionados en los tramos de menor participación de la celebración eucarística. Mi constatación fue que son numerosos los momentos donde sólo el sacerdote habla, excediendo en varios miles los caracteres soportados. Todavía más: cuando el pueblo habla, cuando los jóvenes hablan, lo hacen con respuestas iguales para todos y con palabras de uso no habitual en el mundo, tales como amén y aleluya.
Entre la generación Twitter, sometida y productora de una constante multiplicidad de estímulos, cargada de bits y binarioparlante, y nuestros espacios de diálogo en las celebraciones ¿qué espacio de participación juvenil ofrecemos en la Iglesia para celebrar la Eucaristía? ¿De qué sindrome de la cuna vacía, del banco de misa vacío, tendremos que llorar para repensar nuestra propuesta a la twittgeneration?