jueves, 23 de diciembre de 2010

No alcanza

Se levantan y saben que entregarán su vida a Dios. Quieren estar al servicio y esa certeza indeleble no les deja quieto el corazón. Me escriben. Me lo dicen. Se lo
Escriben ellos mismos en su libreta de secretos. La certeza cobra pinceladas cada vez más claras y definidas. Miran mi vida, miran nuestra vida y no. No se largan a vivir el mismo sueño.
Me quedo pensando si es el miedo y las voces de afuera dicen que los jóvenes no se animan a tomar opciones con radicalidad. Las escucho y desconfío.
¿No se animan o nuestra vida no alcanza?
Me despierto del sueño nocturno y esa frase resuena
-No alcanza, no alcanza, no alcanza.
Para que contagie, como la revolución y la sonrisa, nuestro modo de vivir tiene que cruzar  fronteras, amar más a los más necesitados siendo parte de ellos. Sino no alcanza, no alcanza, no alcanza.

2 comentarios:

Pauli Soleri dijo...

"Nuestro modo de vivir tiene que cruzar fronteras, sino no alcanza."
Gracias, Pali. Tus Palabras siempre me revelan secretos no tan secretos, y deseos para nada desgastados.
Ojalá me alcance la vida, para que nunca me alcance con lo que doy, para que siempre pueda reinventar el amor. :)

agustinfontaine dijo...

Gracias Pauli por el comentario!! tenemos que cruzar fronteras!!! qué nos frena??? Nos frena tanto!!!