viernes, 20 de junio de 2014

Tiempo de caminante

Regresando al blog, no tengo más que contar que la vida naciente. Se irán mezclando presentes y pasados. Hace días, en "El Quicho", tuvimos un taller de radio. Lxs chicxs pensaron noticias: "River salió campeón", "Llovió mucho". Lxs miré y no pude dejar de pensar que ocurrieron hace dos meses. Lo importante era que el equipo de uno ganó. Lo hermoso era que en zona de profunda sequía este año llovió. Al tiempo lo  mide distinto cada caminante. Nacerán en adelante historias de hace mucho y otras muy recientes. Tal vez, al repasarlas "de viejito" simplemente recordaré que sí... una vez... ocurrieron.
Vivo en Capilla del Monte y represento algún que otro regreso. Mis abuelos vivieron por mucho tiempo aquí. Algunos nacieron aquí. También nacieron aquí mis padres, algún que otro tío y vaya a saber quién más.
Vivo feliz, con Laura, quien los últimos años es luz en mi andar, palabra en mi comunicar y presencia en mi soñar. Laura es compañera profunda, mujer luchadora de abrazo intenso.
Hace poco más de un año vivimos juntxs. Si es mucho o poco, nada importa. Prefiero hablar de huellas más que de relojes. Son un montón, son profundas, van muchas veces acompasadas y van, siempre, recordando el paso, la sangre circulante que hizo al otro pasar.
Algunos dirán: "Hace mucho que no sé nada de Agustín". Quizá, lo que aquí cuente -de mí, de Laura, de ambos- para muchxs no sea novedad. No tiene por qué serlo. "River salió campeón", "Llovió mucho". Tiempo de caminante.

2 comentarios:

Laura Mabel dijo...

Qué lindo que vuelvas a escribir. Tan parte de tu esencia como tus rulos de corderito...

Ile dijo...

y que lindo lo que escribis